Connect with us

Looking For The Perfect Beat

Funkologia Exclusivo

PHILLIP LASSITER. Chamán del Philty Funk, trompetista del buen rollo y poeta del chacra Shasrara.

Durante el concierto que Phillip Lassiter ofreció en Villanos del Jazz en Madrid una cosa quedó muy clara: para ser funky solo necesitas ser tú mismo, pero para ser tú mismo requieres libertad. Esa fue la premisa sobre la cual este multi-instrumentista funky del midwest americano (moog, teclados, piano rhodes, piano, órgano b3, trompeta) estructuró su presentación. Sobre el escenario se divirtió como un niño y sacó a relucir su arsenal: funk del bueno.

Phillip Lassiter domina el escenario con la bravuconería y desparpajo de un revolucionario y su banda le acompañó en esta invasión de los sentidos. Lassiter ha publicado cuatro excelentes trabajos en solitario y ha colaborado con una miríada de artistas de primerísimo orden como Kirk Franklin, Ariana Grande, Fantasia, Kelly Rowland, Jill Scott, Fred Hammond, Al Jarreau, Anthony Hamilton, Ledisi, Regina Belle y Timbaland. Y Prince, un artista al que parece tener mucho amor y respeto.

Entrevista por: Marcelo Chaparro Santana.

Gracias por tu arte, por el conciertazo tan funky y desenfadado que nos regalaste en Villanos del Jazz. Sabemos que perdiste tu pasaporte en Madrid, ¿pudiste volar de regreso a Holanda o te quedaste felizmente atrapado en Madrid todo el finde?
Ya lo tengo en mi poder, no me vas a creer pero me dejaron entrar en el avión y viajar con un carné de conducir de Virgina viejo que tenía por ahí, jajajaja. Hasta Alemania. Y de ahí pillé un tren hasta Holanda, un tren lleno de gente borracha disfrazada para Halloween.

Funky. Una noche para no recordar
Yeah. Una noche para evitar

Se pudo sentir el funk en el teatro Pavón, disfrutamos de las canciones de tu último álbum Live In Love. Nos encantaría que nos ayudes a conocer las historias detrás de las letras de tus temazos. EL primer track, “Make America Love Again” en contraposición al eslogan de Donald Trump “Make America Great Again”, es un temazo.
América no necesita ser grande, necesita amor. Eso lo puedes ver plasmado en la portada del álbum, el cielo azul y los niños volando, columpiándose en tiras de tela color rojo. Estos son tiempos cruciales, de dificultad en América; está dividida, la gente discutiendo por política. Esta canción la escribí pensando en Prince, en que quizá él la hubiese escrito si estuviese vivo. Un tributo a Prince; es un tema sobre derechos civiles. Sobre imaginarse viajar al pasado donde no había derechos para muchos, solo para los privilegiados. Debemos estar conscientes y atentos y quizá así podamos lograr que América vuelva a amar. Yo no me aferro a la nostalgia, no quiero ir atrás. Solo quiero que, cuando la negatividad llame a la puerta, mantengamos viva la llama del cambio, que las cosas sigan avanzando. Debemos avanzar.


Cuando escuchas algo así, no puedes evitar preguntarte ¿cuál es el papel que la música (el funk) está destinada a jugar en tiempos convulsos como los que vivimos? ¿Cómo puede el funk aliviar el dolor?
El papel de la música siempre ha sido el de expresarnos, sanar, actuar y salir de esos estados de tristeza o desesperación que nos agobian. El funk es libertad en lo que atañe al espectro de las dinámicas sociales, obviamente más inclinado hacia la izquierda, tíos como George Clinton o James Brown. El funk tiene una larga historia en cuanto a luchar contra el poder, ser la resistencia.

Nuestro papel es seguir haciendo lo que llevamos haciendo, bro. Hacer que la gente mueva el cuerpo, sacuda lo que lleve dentro. El ritmo del funk es espiritual, el ritmo es espiritual. Nos lleva de regreso a África, es cadencia y ritmo; es una cosa poderosa. Y si le agregas música a alto nivel y un mensaje claro y potente detrás, si le hablas al corazón de los seres humanos… ahí es donde debemos apuntar. Bro, yo no metí en esto de la música para sacarme unas pelas, para eso me hubiese metido a DJ. Yo lo que siempre he querido es contar mis historias, bro. Es una pasada contar con una plataforma para hacerlo realidad, para hablar y transmitir. No existen paredes que restrinjan o limitan lo que quieras crear o de lo que quieras hablar. El funk es libertad.

Miguel Sutil, el jefazo director de esta revista siempre me dice lo mismo: “el funk es libertad”. Jajaja. Estamos todos locos o estamos todos de acuerdo, jajaja.
Así es, bro. Estamos todos de acuerdo.

El festival Villanos del Jazz describe tu música como Philty Funk music (‘funk guarro’ en inglés) y tú, su chamán. ¿Cómo pasa un músico de ser el hijo de un predicador al chamán del funk sucio?
Jajajajaja. Me encanta, me honra que me describan así. Philty Funk es una banda que tengo en Los Ángeles, y yo toco bajo ese alias. Mi primer álbum se titula Philty; el segundo se llama Dreams y en él figuro con mi nombre de pila. Estoy trabajando en cómo conectar todos mis álbumes en un solo concepto. Jazzy, góspel, world music… todo aderezado con funk, creo que es una receta interesante que puede funcionar. Y también tengo un álbum con gente del hip hop como James Poyser de The Roots, un álbum medio instrumental hip hop y jazz con mucha trompeta (Chill Mode).

Nuestros lectores y lectoras quieren descubrir más de ti, más allá del musico que tocó con Prince. Tu último álbum es super ecléctico, repite el lema de sanación y el poder sanador de la música, pero con melodías molonas y letras muy cool. Dedicarnos tiempo a nosotros, cultivar nuestra autoestima, el chacra de la corona (el Sahasrara)…
¡Oh, bro! ¡Me encanta que saques esa canción a colación, gracias! Es una de mis favoritas del disco.

Tanto Flow, te eleva. Y la melodía tiene ese toquecito caribeño, como calipso funk.

¡Eso! Yo quería fusionar calipso y ritmos caribeños con soul, como un groove funky. Llamamos al brasilero Munir Hossn, un tío encantador. Escribió un verso en portugués. Le añadimos un flautista. El cantante de Erykah Badu, Durand Bernarr, también interviene. El ritmo es sensual. Todo está conectado para que llegue al chacra de la coronilla, el sahasrara.

Estados Unidos es un país religioso, y también un melting pot de filosofías y prácticas de lo espiritual. Los chacras son un concepto más oriental que judeocristiano y tú lo has mezclado con un mensaje de energías y física cuántica. El funk en tu álbum es sanador. Por ejemplo, “Live in Love” que escribiste para tu hijo…
¡Sí! Jajajajaja. De los tres peques que aparecen en la portada del álbum, volando sobre la isla-trompeta, el mío es el más grande de los tres, jajajaja.

Una monada.

Si, eso fue cuando vivía en Los Ángeles y estaba co-escribiendo muchos temas con el letrista Brett Nolan. Yo le enseñaba una idea y el añadía conceptos o algo divertido. Este tema para mi hijo nació en una de esas discusiones. Como también “Sugar Coat Me”, sobre la química del amor, pero expresada a través de metáforas sobre comidas y recetas jajajaja. Con Bernarr, un artista excepcional que le pone ese toque coqueto a la cosa jajajaja.

Muy molona la cosa jajaja.
Old-school funk para moverse, sin tomarnos demasiado en serio a nosotros mismos. Pero también hay canciones como “Light Me Up”, inspirada en “Ribbon in the Sky” (Stevie Wonder). Un tema de amor. Un tema serio. Robert Sput Searight, un coloso de la música también ha colaborado conmigo porque es un cool cat. Un tío que ha trabajado con Snoop, Erykah, en fin…pues él se ha marcado casi toda la sección rítmica de mi álbum, prácticamente él solito.

¡Ostras!
Yeah, man. Y luego está Mononeon, en dos canciones: “Poof” y “Babayaga”.

¡Ostras, justo iba a preguntarte por “Babayaga”! Es una bruja de la tradición oral rusa, ¿no? De repente está ahí en medio de tanto funk.

Jajajajaja, sí. Es ambigua. Y faltó poco para ponerle ese título al álbum. Pero después de la pandemia decidí ponerle un título más optimista. “Babayaga” es la bruja que busca vengarse de los malos. En mi canción hay este depredador de mujeres, tipo Harvey (Weinstein) o R. (Kelly), que usan su posición de poder para cazar y abusar de mujeres. Pues mi canción está escrita desde la perspectiva de la mujer, la mujer es quien tiene el poder y dice al violador: “cuidado, que soy Babayaga, conmigo ni lo intentes. Yo soy el peligro” jajaja. Y Maria (Meshae) lo peta cantando esta canción, A mí no me vas a joder.

¡Ostras, como la frase mítica de Breaking Bad!
Yeah.

Junto a Bernarr y Sput, lo petan. Todo es muy cinematográfico en este tema, una peli sin imágenes.

Brat y Mariah son los dueños de la idea, yo hice los arreglos. Y la otra canción que hice con Robert ‘Sput’ Searight es “Poof”.

Temazo.
Quise experimentar con hip hop y neosoul, y un ensemble vocal. Cuatro cantantes en un círculo (como se ve en el vídeo), todos juntos cantando, algo muy orgánico que pocas veces se ha hecho en la música. Fue mucho curro, pero valió la pena. Es una obra en familia, cuatro influenciados por J Dilla, y esos vientos de Roy Hargrove. Fue muy molón intentar algo diferente. Muy enriquecedor.


La letra es muy cercana, muy urbana.

Yeah, va de evitar el drama, el peligro, como se evita una lasaña fría. Resulta que un día en el Bronx cuatro chavales me estaban siguiendo para robarme la trompeta, yo llevaba un llavero con silbato y me puse a silbar como loco para llamar la atención. No había peña en la calle, todo el mundo dormía, la calle estaba vacía, ni coches. Me faltaban siete calles para llegar a casa, yo no podía devolverme porque me jodían, solo podía continuar caminando, mirando al frente y usando mis oídos para detectar si se iban acercando. Uno de los cuatro ladrones se puso a mi derecha y me enseñó sus dientes, como un gato con mala leche. Yo hice lo mismo, se la devolví, me entró el instinto animal de protección, y luego me metí en un bar donde me conocen bien jajaja. La camarera me puso una birra y un chupito y me dijo: “Bienvenido, haz o muere”. Como si hubiese presenciado la escena, bro.


Ostras, ¡eso es el segundo verso!

Y, después de escribir esa experiencia escribí sobre el amor, “Live in Love”. Lo necesitaba. Para eso, ralenticé una melodía de los Beatles, la de “All You Need Is Love”. Si la escuchas con atención, verás que está ahí. Brett y reggae con
Beatles, despacito. Jajajajajaja. Así que de una experiencia salieron dos temas.

Dos temazos.
Comenzamos a escribirla con una vibración góspel, mi chica estaba embarazada de nuestro primer bebé y Brett me ayudó a escribir el tema de mi bebé. Su padre, Kenny Nolan, escribió “Lady Marmalade” (Voulez-vous coucher avec moi, ce soir?) jajajajaja. “A Penny for Your Thoughts” también la escribió su padre, y él es un grandísimo letrista que me dio ese regalo. La grabé y… entonces conocí a Juan Luis Guerra. Él me había visto con Prince y me contactó años después. Mi chica, Josje, es del caribe y a ambos nos encanta. Le envié la canción y dijo sí inmediatamente. Le envié “Root Chacra”, pero me pidió otra, le envié “Live in Love”. Tradujimos la canción al español y… ¡hecho! El solo hecho de pensar que un monstruo como él canta con mi chica un tema para mi bebé…man… no me importa si solo me mola a mí, jajajaja.

Es otro temazo.
Yo no soy muy bueno vendiendo mi música, por eso me siento tan agradecido que publicaciones como Enlace Funk estén dispuestas a difundir la música que me sale del alma. Muchísimas gracias, de verdad.

A ti, gracias. El concierto en Villanos del Jazz moló mucho, y tu discografía -en solitario o con los Philty Funk- es para descubrir, disfrutar y perderse entre tanta nota cool. Vuelve a Madrid pronto, por favor.
No es si no que me llaméis y en dos horas me planto allí.

Let The Funk Flow...

Funkactualidad

MEJOR GRUPO La Plazuela Eme Eme Project Los 300 Curos Wazungu

Funkactualidad

Mejor Cantante ASTRID CANALES JAY RIVERA JONATHAN HERRERO ONDAKA BRIGITTE EMAGA

EF Recomienda

"Basura Espacial" (1L Records) es la materialización de un viejo sueño de ambos artistas, hacer un trabajo juntos. Originalmente concebido como un trabajo discreto...

Funkactualidad

Nominaciones Mejor DJ: -TXARLY BROWN -MOOMBA DJ -ANYELA C -MENTIDERO CLUB (Juan Maltés y Machuca) -PABLO PUEBLO