Connect with us

Looking For The Perfect Beat

EF Recomienda

Soundway presenta «Ghana Special 2: Electronic Highlife & Afro Sounds In The Diaspora, 1980-93»

Más de 20 años después del lanzamiento de las compilaciones “Ghana Soundz” centradas en el Heavy Funk y el Afrobeat, y tras el éxito de recopilatorios como “Ghana Special” de 2009: “Modern Highlife”, “Afro Sounds” & “Ghanaian Blues 1968 – 1981”, Soundway ahora está centrando la atención en el sonido de los años 80 con la nueva compilación “Ghana Special – Volumen 2”, una colección de 18 temas de Highlife, Afrobeat Electrónico y Reggae.

A principios de la década de 1980, una alquimia particular entre las nuevas tecnologías musicales e importantes transformaciones sociales, culturales y políticas en Ghana dio lugar a un nuevo estilo de vida con nuevas costumbres. Aparecieron cajas de ritmos y sintetizadores junto con líneas melodiosas de guitarra e instrumentos de viento contundentes, y la emergente diáspora ghanesa comenzó a incorporar a su música el sonido Disco y Boogie estadounidense, R&B, New Wave europea y Zouk y Soca caribeños.

George Dako

Este estilo puso la banda sonora al nacimiento de una nueva y orgullosa identidad ghanesa y capturó las idiosincrasias de una sociedad poscolonial que cambia rápidamente, marcada por una mayor migración y un mayor acceso a los sonidos globales y la tecnología moderna.

Charles Amoah

En las décadas de 1960 y 1970, ciudades como Accra, Tema, Takoradi y Cape Coast albergaban escenas musicales prósperas, que van de las grandes bandas de Highlife, o la más simple música de los salones de baile.

Abdul Raheem

En aquel entonces, la música representaba una fuerza poderosa, y el respaldo o el desacuerdo de un artista podía hacer o deshacer a un político. Quizás para frenar este poder, el régimen militar entrante impuso toques de queda y sustanciales impuestos a la importación de instrumentos musicales a principios de los años ochenta. Estas medidas, junto con una profunda recesión económica y cambios en las preferencias musicales que hicieron que los DJ reemplazaran a las grandes bandas en vivo, sirvieron como el golpe final a la otrora próspera escena musical de Ghana.

Andy Vans

Los músicos abandonaron Ghana en masa y se dispersaron por África occidental, Europa y América del Norte. Gracias en parte a sus políticas migratorias más permisivas, Alemania se convirtió en el corazón de esta escena y, de hecho, el movimiento toma su nombre de “Bürger”, que en alemán significa “ciudadano”. Menos limitados por géneros que en Ghana, los artistas de la diáspora se involucraron rápidamente con los diferentes estilos, integrando el Disco, el Boogie y el Funk en sus melodías. El acceso a estudios de última generación y a tecnologías musicales modernas también dio lugar a todo tipo de mutaciones: de hecho, el Burger Highlife se define menos por un sonido particular que por el enfoque experimental y la perspectiva global de sus artistas.

Temas como el corte experimental de Ernest Honny, “New Dance”, son un ejemplo de hasta qué punto los artistas se desviaron de los arreglos originales de High Life. Honny, que comenzó su carrera como teclista en la banda del Dr. K Gyasi, The Noble Kings, se mudó a Benin en la década de 1980, donde experimentó con sintetizadores y cajas de ritmos en uno de los mejores estudios de Cotonou. De manera similar, “Mumude” de Nan Mayen es una elegante canción Pop de los 80 que fue grabada en Alemania, con solo un ligero eco de High Life en la letra inicial de Fanti.

Esta generación de artistas encontró inspiración en sonidos que trascendían las fronteras geográficas: la cantante y guitarrista Nana Budjei, originaria del centro de Ghana pero que se había mudado al Reino Unido en la década de 1980, dice que su tema radiante y bañado por el sol de 1988, “Asobrachie”, esta “ influenciado por los maestros del Reggae Bob Marley y Alpha Blondy, y la música folclórica tradicional Akan”.

En “Jigi Jigi”, Delips Apo, nacido en Kumasi y Suecia, se basa en influencias de Soca, Latin y Zouk. A lo largo de la década de 1980, los artistas ghaneses siguieron produciendo híbridos cada vez más innovadores y experimentales, ganándose nuevas audiencias en el extranjero.

Delips Apo

Aunque en Ghana el nuevo sonido inicialmente fue recibido con desaprobación por los puristas, poco a poco se convirtió en un símbolo de una identidad ghanesa nueva, mundana y moderna. La creatividad y la mentalidad abierta que caracterizaron este periodo han dado forma a la evolución de la música ghanesa desde entonces, brindando a los artistas la libertad de explorar nuevos sonidos globales y al mismo tiempo preservar un alma orgullosamente ghanesa. “Ghana Special 2” es un tributo vibrante al legado duradero de esta era musical innovadora.

Let The Funk Flow...

EF Recomienda

"Grietas", así se titula el nuevo álbum de la nutrida banda chilena de hasta 13 integrantes, Newen Afrobeat. Este disco no es más que...

Funkologia Exclusivo

Previo a su actuación en el ciclo de Las Noches del Botánico (Madrid), única parada de su tour en nuestro país, Victor Cortezo charla...

Funkologia Exclusivo

iLe es una cantante y compositora puertorriqueña que fue durante 10 años la voz femenina de Calle 13 junto a sus hermanos, René Pérez...

Funkactualidad

Coincidiendo con la edición del álbum "Jolifanto" firmado por Perrate & Za! y editado por Lovemonk, Pablo Pueblo entrevista a Tomás de Perrate y...