Connect with us

Looking For The Perfect Beat

Funkologia Archivo

MTUME. De Miles Davis al Electrosoul

Recordamos al recientemente fallecido James Mtume (1947-2022), rescatando el artículo aparecido en el número 29 de la edición impresa de Enlace Funk y que escribió Miguel Gómez Losada.

En el álbum Get Up With It (1974) de Miles Davis aparece una composición que se llama “Mtume”, se refiere al nombre de su percusionista. Miles Davis innova constantemente y los puristas del Jazz sufren su pérdida. A su vez, Miles es demasiado complejo para el mundo del Rock.

A la izquierda Mtume con Miles Davis

Ningún estilo musical le acoge pero todo el mundo le respeta. Desde su LP Bitches Brew (1969) la fusión Jazz/Rock incendió a Chick Corea, John McLaughlin o Joe Zawinul; la mescolanza de estilos fue imparable, el Jazz se preñó de Funk, Rock, africanismos e hinduismos, sonando progresivo e hipnótico, con temas que superaban con facilidad los veinte minutos de duración. En sus conciertos le acompañan entre otros Michael Henderson, Al Foster, Dave Liebman, Gary Bartz, Keith Jarret, Reggie Lucas y Mtume.

Miles Davis aparece en el escenario, se desliza entre los amplificadores y sortea cables hasta situarse en el núcleo de su universo. Balbucea la sordina, frasea corto y calla. Su cabeza gira bruscamente alertado por alguna señal del cielo, o bien toca encorvado indicando con la trompeta el epicentro de la tierra. Mtume está a su izquierda, es el músico de personalidad más africana. En la grabación del tema “Ife” del álbum de Miles Big Fun (1974)se le ve tocar las congas poseído, y la escena recuerda un ritual vudú. Está rodeado de instrumentos de percusión ancestrales, rompe el silencio sin avisar como un santero convulso; su estilo propicia la lluvia, huele a baobab y a cementerio de elefantes. Mtume tiene ojeras de nacimiento y abre los ojos del todo sin parpadear. En el fondo tiene la mirada sola. Detrás de ese gesto ausente se intuye tristeza, quizá nostalgia.

James Foreman «Mtume» nació en Philadelphia, Pennsylvania. Su padre fue el saxofonista Jimmy Heath, que junto a sus hermanos formaron los Heath Brothers. Mtume estudió percusión y guitarra, apareciendo fugazmente en los créditos de Freddie Hubbard, Herbie Hancock o Sonny Rollins, hasta recalar como percusionista de Miles Davis entre 1971 y 1975. Hay controversia sobre su primer álbum en solitario. Unas fuentes aseguran que es Kawaida, grabado en 1969 y publicado en 1974; otras plantean que este disco pertenece a su tío Albert Heath, y también se le atribuye a Herbie Hancock.

En cualquier caso, el primer disco acreditado de Mtume es con su grupo Mtume Umoja Ensemble: Alkebu-Lan – Land of the Blacks, (Strata East) doble álbum grabado en directo el 29 de agosto de 1971, en The East, New York. El arte de la portada es un dibujo en blanco y negro con simbología egipcia y subsahariana. Es Jazz espiritual con momentos estelares de Afro/Jazz/Funk, que van del misterio y la hipnosis rítmica hasta el delirio. Es un disco con raíz y evoca el paraíso africano antes de la esclavitud. A final de los años 60 y principios de los 70 hubo una tendencia muy acusada en la comunidad afroamericana a reivindicar lo étnico, como se puede ver en la proclama africanista del álbum Bitches Brew de Miles Davis y en las portadas de Santana y Osibisa, realizadas por el pintor Abdul Mati Klarwein. La necesidad del jardín negro se extiende por las –cover art– de Jazz, como en el disco Sextant de Herbie Hancock -recreando la danza de la lluvia-, o el que nos ocupa de Mtume -con un árbol en la solapa interior del álbum-.

Entre los músicos de Mtume Umoja Ensemble está el baterista Leon «Ndugu» Chancler (músico fetiche de George Duke), Buster Williams al bajo, Gary Bartz al saxo, y en las voces Andy Bey. Es un álbum que podría situarse entre Thembi (1970) de Pharoah Sanders; Harlem Bush Music – Taifa (1970) de Gary Bartz y su proyecto Ntu Troop; y Asante (1970) de McCoy Tyner. Curiosamente en este último álbum participan Mtume a las congas y Gary Bartz con los saxos alto y soprano, garantizando sin querer el intercambio de influencias. La comunidad negroamericana busca su identidad, y lo hace lógicamente mirando a África: Black Unity. Recuerdo esta misma actitud en los pintores prerrafaelitas, Rosseti o Millais por ejemplo, que regresaban a la pintura anterior a Rafael para encontrar la verdad pictórica; o en el romántico Friedrich, que con nostalgia de un paraíso perdido incluía arquitectura gótica en sus cuadros.

En febrero de 1974 Mtume graba su segundo álbum: Rebirth Cycle, publicándose en 1977. Es un disco que suena también Afrojazz y psychedelic spacey Funk, incluyendo un pasaje primitivo (Body Sounds) en el que los músicos tocan la percusión golpeando su propio cuerpo. El álbum es la continuación lógica del anterior. En los créditos aparecen personajes de la escena Jazz independiente, como Buster Williams y Al Foster; y por primera vez sus leales Reggie Lucas -guitarrista de Miles Davis- y Tawata Agee -la más emocionante vocalista de los 80 junto a Alisa Peoples, de Yarbrough & Peoples-.La portada del disco es de nuevo en blanco y negro: las pirámides de Giza aparecen diluidas por la lejanía bajo un cielo que augura un nuevo esplendor faraónico. Con estos dos discos acaba Mtume su etapa Jazz, regalando magníficas colaboraciones a otros artistas; sirva como ejemplo el álbum Horn Culture (1973) de Sony Rollins.

A partir de este momento Mtume inicia su singladura Funk, que comenzará con el álbum Kiss This World Goodbye (1978). La portada ya es en color y los dibujos guardan un eco aborigen, pero el misterio de sus álbumes anteriores ya no está. Él sonríe e incluso bromea sacando la lengua. El disco recuerda al Parliament/Funkadelic anterior a “Flashlight” en sus temas más funkrock, y cobra personalidad en las canciones de amor, como la pasional «The Closer I Get To You», que popularizaría Roberta Flack & Donny Hathaway; el rare groove contemplativo «Love Lock» y las románticas «This Is Your World» y «Closer To The End», donde Tawata Agee parece izar con su voz una bandera de esperanza sobre un skyline nublado.

James Mtume y Reggie Lucas se han unido en este disco formando Mtume/Lucas Productions; haciendo para Stephanie Mills su elepé Sweet Sensation (1980), con el hit «Never Knew Love Like This Before»; y publicando a la vez el siguiente disco de Mtume: In Search Of The Rainbow Seekers(1980), un disco demasiado amable que gana firmeza en los temas «Spirit Of The Dance», «Anticipatin» y en la sentimental «Everything Good To Me».

Desde 1977 a 1982 la trayectoria de Mtume pierde la pureza de sus dos primeros álbumes, haciendo concesiones a la comercialidad, o simplemente desvaneciéndose en el panorama negroamericano. Mtume parece más preocupado por agradar que por intentar compartir su propia mirada del mundo. Éste es el cáncer del arte, muchos artistas no resisten la soledad ni la incomprensión, evitando el riesgo en sus planteamientos y limando las aristas de singularidad para gustar a un público amplio.

En 1982 todo parecía perdido, Mtume/Lucas Productions disparan todavía alguna canción, como “It´s The Real Thing”, para el grupo de Liverpool The Real Thing, sonando Funk acuoso y sin gancho. Desconozco que le ocurrió a Mtume y a su productora en la antesala de 1983, quizá sólo fue el reajuste lógico de la música negra al acabar la década prodigiosa 1972-1982, cuando surgieron las nuevas tecnologías y el hijo pequeño del Funk -llamado Rap- se hizo fuerte (ver Informe Cameo, Enlace Funk Nº28).

El caso es que tras ese desmayo, Reggie Lucas resurgió en 1983 de sus cenizas como un ave fénix, produciendo el primer álbum de Madonna,y aun habiendo sido suavizado por su novio y productor John «Jellybean» Benitez, el disco sonaba muy negro, tanto que al escucharlo por la radio la gente pensó que Madonna era negra.

Ese mismo año, Mtume lanza al mundo el álbum Juicy Fruit. Un pepino de disco. Después de escurrirse en sus dos álbumes anteriores, Mtume depura su condición percusiva para este elepé convirtiéndolo en una escultura: tiene la fortaleza pétrea de una cariátide.

El tema “Juicy Fruit” es un break de congas convertido en Electrosoul. La batería hace un dibujo escalonado desde el bombo a la caja, propio de un percusionista como Mtume. La voz fecunda de Tawata, el susurro masculino «Juicee» a modo de coro, los sintetizadores ambientales, las sílabas de guitarra -que hablan y callan justo después- y el rebote limpio del bajo, elevan esta canción a categoría de arte. Los grandes músicos saben gestionar los silencios, igual que los grandes pintores saben gestionar las zonas vacías del cuadro en beneficio de la emoción. Esto es sabiduría poética.

La canción fue Nº1 en las listas Billboard’s Black de singles, y escuchada hoy conserva toda su actualidad. El disco es de los mejores de su año. Suena austero, y esa economía compositiva lo convierte en un álbum maduro. Me gusta pensar que esta eliminación de lo superfluo es influencia de Miles Davis, que fraseaba corto con la trompeta sabiendo callar. “Juicy Fruit” se ajusta a la sentencia «menos es más». Tiene actitud y militancia: palabras frecuentes de Mario El Sr. Rojo, que suscribe Miguel A. Sutil golpeándose el pecho con el puño a modo de mímica del corazón.

Si Mtume puso el listón alto con Juicy Fruit, todavía lo elevaría aún más con su siguiente álbum, la obra de arte You, Me And He(Epic 1984). Es el canto del cisne de Mtume, emitiendo la voz más dulce y melodiosa como premonición de su propio declive. Es el mejor disco de soulfunk de 1984 y mi favorito del grupo. Es un álbum completo; como Juicy Fruit pero con mejores melodías y planteamientos funkies; igual de cincelado pero mucho más jugoso y sentimental en su instrumentación. “C.O.D. (I´ll Deliver)”abre la cara A del disco con una batería idéntica a “The Message”, de Grandmaster Flash, pero en vez de rap social hace el amor. Es una canción-nido hecha para que Tawata agite sus alas y levante el vuelo hacia “You Are My Sunshine”, haciendo bellísimos dibujos con la voz por el firmamento “You, Me and He”.

En la cara B hay una variación del tema: “Sweet For You And Me”, que en el 12″ se apellida Polgamy Mix, ofreciéndonos con el saxo un paisaje de evocación africanista -ahora de asfalto- que convierte este tema, junto a “Hangin´ Downtown”de Cameo, en la mejor canción soulfunk de los 80. “Prime Time” es elegante y atmosférica, para escucharla de viaje con las ventanillas bajadas mientras el horizonte se sucede a sí mismo hasta el anochecer. La quiero compartir con mi cómplice Pedro García -a modo de brindis-, para que encontremos algún día dos copias de Third Rail, Reachin´ For It (1982) y podamos hacerlas sonar en todas las fiestas como si fuésemos portadores de sueños. Volviendo a Mtume, en el LP que nos ocupa aún quedan dos diamantes: “I Simply Like” (para ti DJ Uve), que es el tema Funk de medio tiempo que faltaría en Purple Rain de Prince; y “Tie Me Up”, otra socarronería Funk con intro -unas llaves de coche, pasos, diálogo, una puerta de discoteca, el bombo clap sordo y filtrado por las cortinas de la entrada, jaleo, volumen, baile, roce de cuerpos, sudor y voluptuosidad-. Atraído por la lívido de este tema hizo Bootsy una versión muy buena: “Wind Me Up”, en su LP Fresh Outta ‘P’ University (1998).

La portada de You, Me And He tiene pretensiones aristocráticas: una estancia palaciega acoge a Tawata -sentada al piano mirando a Mtume- mientras él posa con aplomo. Esta escena recuerda el esplendor zarista justo antes de la revolución rusa: algo está a punto de perderse para siempre.

Mtume -el percusionista de Miles- ha dejado su testamento creativo, no sin antes haber compuesto dos magníficos temas para el álbum debut de Levert, Bloodline (1986): «Fascination» y «I Start You Up, You Turn Me On». A la vez sacó su siguiente disco Theater Of My Mind (1986), del que se salva el megafunk “New Face Deli”.

Luego vino la banda sonora Native Son también en 1986, totalmente prescindible como álbum; la emancipación de Tawatha con su disco en solitario -quizá demasiado tarde-; y ya en 1989 produjo para Bar-Kays su elepé Animal. En los 90 compuso más música para series policiacas de televisión: Cop Drama y New York Undercover, y desde 1994 hasta hoy se le puede escuchar como presentador estrella en la WRKS Radio de Nueva York.

Dedico este artículo a mis padres, que me enseñaron el lenguaje de los árboles; a mis incombustibles Salah y DavidDJ de The Black Evolution; a Rafa Sillero; y a todos los artistas y soñadores -necesarios comoMtume;que aunque tengan la mirada sola porque delante de los pioneros no hay nadie, continúan iluminando el mundo como si vivieran en el jardín de la inocencia.

TEXTO: Miguel Gómez Losada

Let The Funk Flow...

Funkactualidad

Nominaciones Mejor Vídeo Clip: -Laboca: “Recaída y Vuelta” / Javier Suárez -Wöyza feat. Nach: "Cómo Sería" / Ivana Pardal -Tremendo: "Soledad Cósmica" / Joseph...

EF Recomienda

Los titanes del soul con sede en Reino Unido, Mamas Gun, estrenan el nuevo álbum Cure The Jones el próximo 1 de abril y...

Funkactualidad

Nominaciones Mejor Nuevo Grupo: - Chef Cheeza & The Dreaming Eyes - Aarón Pozón 4tet - Düal - Rice & Groove - Wasabi Cru

Funkologia Exclusivo

El pasado 6 de enero a la edad de 69 años nos dejaba Calvin Simon, uno de los miembros originales de Parliaments e integrante...